Sunday, January 29, 2006

Hotspot comprobado: Blogueando desde El Ateneo


Las coincidencias están siempre al acecho. Hoy almorcé con mi querida tocaya y sugirió El Ateneo. En la entrada de ayer mencioné que me gustaría encontrar el momento para poder probar el servicio de WI-FI gratuito. Estoy acá, en Santa Fe 1860, con la compu y un café.

El servicio de conexión es excelente y somos dos personas con laptops entre muchos extranjeros y otros lectores locales entregados a su múltiples libros. El ambiente es tranquilo con leve música de fondo.

Al lado tengo un grupo con inconfundible acento mexicano; más lejos una mesa de señores estadounidenses que son los que hablan más fuerte. El lugar realmente se llenó. El calor sofocante de las calles porteñas, vacías en esta tarde de domingo, hace que la gente se refugie en lugares donde hay aire acondicionado.

Por si a alguien le quedan dudas, no tengo nada que ver con El Ateneo ni es publicidad encubierta. Para los que conocimos este lugar cuando era teatro y luego cine, agradecemos que no lo hayan tirado abajo para construir la librería. Dejaron todo los palcos con la decoración fastuosa y dorada de las paredes en los tres pisos y los murales originales del techo de Nazareno Orlandi. Cuando vengo con amigos de afuera quedan encantados con el lugar y una rápida búsqueda en distintos sitios de viajeros reafirma que es una librería que los turistas no deben pasar por alto.

detalle del techo de El Ateneo pintado por Nazareno Orlandi

1 Comments:

Blogger Paterna said...

Totalmente de acuerdo! La más linda librería de la ciudad. Recuerdo haber salido del colegio (dando la vuelta a la manzana) y sumergirme en ese lugar. Por aquel entonces ya era cine, nunca llegué a verlo teatro. Recuerdo haberme maravillado con su arquitectura. De la misma forma recuerdo mi tristeza al verlo cerrado, y mi alegría al verlo librería que conservó esa enorme cúpula y los palcos. Yo también se la recomiendo a mis amigos que vienen de afuera.

3:41 PM  

Post a Comment

<< Home